lunes, 25 de enero de 2010

La Hermandad hasta nuestros días

Fue con la llegada de la Comunidad de Padres Jesuitas a Almería en 1910 cuando se implantan en la ciudad las diferentes Congregaciones adscritas a esta Orden. No obstante no será hasta finales de 1911 cuando se apruebe la erección canónica de la Congregación de la Buena Muerte, germen de la actual Congregación-Hermandad, en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Los primeros cultos se celebraron en enero de 1912 dirigidos por el padre Juan Picazo, Superior de los Jesuitas y director de la Congregación. Fue en un Triduo celebrado del 18 al 20 y una misa solemne, el 21, con imposición de las primeras insignias. Por entonces la Congregación realizaba cultos internos con ejercicios de preparación de los congregantes para el "bien morir" y daba culto a un crucificado y a una imagen de la Virgen de los Dolores que salió en procesión en la Semana Santa de 1929 y 1930, a petición de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, fundada recientemente, a fin de realizar un encuentro a semejanza del ocurrido en la Vía de la Amargura.

Más tarde, con la disolución de la orden impuesta por la República en 1931 la Congregación se mantiene realizando cultos internos hasta que el 24 de septiembre de 1941, a instancias de la comunidad granadina en Almería y bajo los auspicios del Superior de los Padres Jesuítas Luis Martínez de la Torre, S.J. se integra en nuestra Congregación esta comunidad devota de la Virgen de las Angustias asumiendo el nombre de Congregación-Hermandad de las Angustias y de la Buena Muerte, que más tarde sería Congregación Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias y del Santísimo Cristo de la Buena Muerte cerrando la nueva denominación el nombre del Titular de la Congregación por ser la de mayor antigüedad.


El primer Cabildo de oficiales de esta nueva etapa tiene lugar el 24 de septiembre de 1941, siendo designado Hermano mayor N.H.D. Antonio García García. En un primer momento se pretende que la Hermandad sea de Gloria, con la finalidad de procesionar la imagen de la Santísima Virgen de las Angustias en el mes de septiembre. No obstante, diez años más tarde y a instancia de la Congregación de los Caballeros del Pilar, vinculada igualmente a la Orden de los Jesuítas, se autoriza por el Provincial de la Orden que la Hermandad se oriente hacia una Hermandad de Penitencia y que procesione en Semana Santa, lo que hace por primera vez con la imagen de Nuestra Señora de las Angustias el Jueves Santo de ese año, día 21 de marzo de 1951, siendo éste el comienzo de la etapa penitencial de la corporación.


En 1941 se concierta la ejecución de la imagen de Nuestra Señora de las Angustias con José Navas-Parejo Pérez, siendo bendecida el 10 de abril de 1943. El imaginero malagueño percibiría por este trabajo 13.500 pesetas tras atender a los hermanos que demandaban una reproducción de la que se venera en Granada. La del Cristo de la Buena Muerte, por su parte, se decide encargar a José María Hervás Benet tras un Cabildo celebrado el 13 de abril de 1953. El contrato se firmaría por una imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte que reproduzca, a ser posible, la del que se venera en la iglesia de la Universidad de Sevilla y que perteneció a la Compañía de Jesús y se firma apenas un mes más tarde, el 23 de mayo. Según consta en los libros de registro de la corporación, la obra se firmó por un importe de 20.000 pesetas siendo bendecida el 3 de abril de 1954 en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. El 8 de noviembre de 1954 serían aprobadas las Reglas por el obispo Alfonso Ródenas García que estarían en vigor 39 años (hasta el 10 de noviembre de 1993) y que ya incorporarían en el título de la Hermandad la referencia a la imagen del Santísimo Cristo y no solo la advocación de la Buena Muerte propia de la Congregación. El Jueves Santo de 1955 salen ambas imágenes titulares juntas por primera vez en procesión.


Durante estos años y la próxima década de los sesenta la Hermandad irá incrementando su patrimonio con la adquisición de los pasos (1955) así como diferentes enseres y llegará a variar el día de salida pasando al Viernes Santo en 1960 como destacaba la publicación oficial de la Agrupación de Hermandades ese año "adaptándose con el mejor espíritu de colaboración a la nueva organización de la Semana Santa".

En la década de los setenta no sale la Cofradía si bien mantiene los cultos internos hasta 1979 cuando comienza la reorganización de la Hermandad y se realiza una nueva salida procesional en 1980.


El Jueves Santo de 1981 la Hermandad decide incorporar a su cortejo procesional un paso alegórico del monte Calvario, formado por unas sencillas andas con varales externos en las que se portaba la imagen de la Virgen a finales de los años 60 con motivo de un vía crucis y portadas por hermanos vestidos con túnica y verdugo negro y cordón blanco. Sobre las andas se representaba el monte Calvario con tres cruces sobre un monte de claveles rojos iluminadas con 4 faroles de bronce, siendo la que ocupaba el lugar central la más grande y vestida con un sudario blanco y las otras dos, más pequeñas y con cuerdas. Estos serían los orígenes del paso del Calvario, que a partir de 1988 acompañaría al cortejo procesional hasta el año 2003 y que posteriormente sería el titular de una nueva hermandad almeriense.






En 1983 la Iglesia del Sagrado Corazón es cerrada para su restauración y la Hermandad se ve obligada a residir en unas dependencias anexas al templo. Por este motivo la imagen de Nuestra Señora de las Angustias es trasladada a la capilla del Centro Loyola de los padres jesuitas. El Santísimo Cristo, por su parte, fue llevado a la parroquia de de San Ignacio en Piedras Redondas, regresando en Vía+Crucis hasta estas dependencias para las salidas de Semana Santa. Una vez finalizadas las obras de restauración, las Esclavas del Santísimo comunican la imposibilidad de que las imágenes vuelvan a su emplazamiento original por lo que la Hermandad, tras casi ochenta años de vida en el Sagrado Corazón, se ve obligada a cambiar de sede. Lo ratifica el Cabildo de hermanos el 15 de junio de 1987 que decide el traslado a la parroquia de San Juan. Primero irá Nuestra Señora de las Angustias; el 13 de septiembre, realizando estación en la Iglesia de Santiago donde la Hermandad se hermana con la de la Soledad y en su camino hacia San Juan realiza otra estación en la S.A.I. Catedral. El traslado del Santísimo Cristo, por su parte, se produce el Domingo de Ramos de 1988 en un Vía+Crucis dirigido por el jesuita Federico Gutiérrez García-Herrera desde Piedras Redondas.



Con este cambio de sede la Hermandad incorpora a su salida procesional un nuevo paso del Calvario que vendría a sustituir al alegórico de las tres cruces y que estaría compuesto por un crucificado que recibía culto en San Juan y las imágenes de la Virgen, San Juan y María Magdalena del imaginero egrabrense Campos Serrano y que años antes formaban un grupo escultórico junto al Cristo del Amor y un romano en la Hermandad de Banca y Bolsa de nuestra ciudad. En 1991 se sustituyen las andas por un paso con canastilla cargado por hombres a estilo granadino y que actualmente sigue en uso por la nueva Hermandad del Calvario. Por su parte, las imágenes serían sustituidas en 2000 por un nuevo San Juan y una imagen de la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de las Lágrimas obra del imaginero sevillano Miguel Bejarano, cedidas a la hermandad por algunos costaleros devotos y que procesionarían en este paso hasta la Semana Santa de 2003, cuando en cabildo general la hermandad decide volver a realizar la salida procesional sólo con los pasos de las imágenes titulares de la cofradía, el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de las Angustias. Es entonces cuando el grupo de hermanos devotos del Calvario decide emprender la fundación de la actual hermandad del Calvario en la Iglesia de San Roque del barrio de Pescadería con el crucificado del Mar y unas nuevas imágenes de la Virgen y San Juan.



El 10 de noviembre de 1993, como decimos, son aprobadas las nuevas Reglas de nuestra Hermandad tras 39 años en vigor las anteriores. En esta ocasión se hacen con el plácet de la comunidad de Marianistas responsable de la parroquia de San Juan Evangelista y que junto al visto bueno del Hermano mayor estampa su firma y rúbrica el Director espiritual. Estas Reglas permanecen en vigor durante 17 años, hasta que en Julio de 2010 se aprueban unos nuevos Estatutos Generales a petición expresa del Obispado para todas las hermandades agrupadas, los cuales, en meses posteriores son desarrollados y especificados en las llamadas Reglas de régimen interno.



En 2005 las dos imágenes sagradas participan en la procesión magna organizada por la Agrupación de Hermandades y cofradías. Nuestra Señora de las Angustias lo hace en su paso y el Santísimo Cristo a hombros de hermanos ataviados con la túnica de la Hermandad, como hiciera a comienzos de los ochenta.


Durante la primera década del siglo XXI, la Hermandad crece tanto en nómina de hermanos como en patrimonio, adquiriéndose, entre otros enseres, nuevos pasos para sus titulares de dimensiones superiores más acordes a la tendencia estética actual de la Semana Santa almeriense, hecho que, ante la imposibilidad de que los nuevos pasos cupieran por las reducidas dimensiones de la puerta de la Iglesia de San Juan Evangelista, obligó a la Hermandad a realizar su salida procesional desde tres sedes diferentes: el Cuartel de la Misericordia (2005-2007), Museo de la Ciudad de Almería (2008-2009) y, finalmente, a partir de 2010, desde la Iglesia Conventual de la Compañía de María, año en el que por primera vez realiza Estación de Penitencia ante el Santísimo Sacramento del Altar expuesto ese año en su sede canónica, Iglesia de San Juan Evangelista. Asimismo en 2010 la Hermandad decide reformular su estética en la calle dándole más seriedad al conjunto de los elementos que la conforman con un nuevo orden de cortejo procesional y nuevos y unificados hábitos de penitencia.

 
Establecida canónicamente en la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista de Almería







Casa de Hermandad - Calle Alborán, 15 C.P:04002 Almería
Tlf: 681 605 299